A pocos le gustan las vacunas. Pero cuando una persona se aplica el tratamiento completo para combatir una enfermedad puede quedar sana, pero si esta persona no se coloca el tratamiento completo, quien se vuelve inmune o queda fortalezido es el virus.

Nosotros debemos vacunarnos en el Señor, dice la Biblia en Isaias: “Cuando pases por el fuego no te quemaras, cuando cruses los rios no te ahogaras” es decir Dios no nos dice cuando me recibas dejaras de pasar situaciones dificiles. El nos dice que en medio del fuego y rios de la vida seremos inmunes.