Nuestro pastor enseñandonos lo que necesitamos y no lo que queremos. Jesús sabe lo que nos hace falta, confía en el y verás que hay mas bendiciones en tu vida de las que habias visto.