Lo facilHemos experimentando la frescura de Dios en varios aspectos como milagros y sanidades. Y una de las cosas que Dios esta enseñándonos es que no tienes que forzarlo o gritarle por un milagro. Simple y sencillamente, los que tenemos hijos sabemos que no tienen que gritarnos para que les demos algo, simplemente vienen cariñosamente y nos hablan.

Quien es el que te saca mas dinero de la bolsa, pues aquel que es meloso, no aquel que viene gritando, el que viene gritando tu no le das nada, pero aquel que se sabe meter y se acuesta en ti y te dice papito te acaricia la barba te despeina ese es el que se siempre se lleva la billetera sin meterte la mano a la bolsa. Entonces yo veía esto que con Dios nosotros podemos acercarnos confiadamente para pedirle algo.

[fbphotos id=466363946768518 limit=8 rand=1]

Ver mas fotos