Este mensaje nos reto a estar siempre preparados para lo que Dios quiere para nosotros.