Dios es justo y hará justicia en tu vida, él se encargará de ayudarte y transformar las situaciones injustas que te han tocado vivir. No te resignes al desánimo, porque tienes como Dios al Juez del universo, el estará contigo y te hará justicia. Amén.

En Proverbios 20:22 dice: “Nunca digas: «¡Me vengaré de ese daño!» Confía en el Señor, y él actuará por ti”. Tal vez sientes que una mala situación puede arruinar el resto de tu vida, pero deja actuar al Señor y él obrará a tu favor. Puede que la situación ecoómica está muy difícil para ti, tal vez creas que nadie te dió oportunidades y que todo te fue muy duro, pero prepárate, Dios hará algo nuevo, abre tus expectativas para que las cosas cambien. Las situaciones injustas tienen un punto final, llegará un momento que Dios dirá: “Verás mi mano actuar y revertiré tu problema”. Antes de que la injusticia apareciera, Dios ya estableció un justo veredicto a tu favor. Tal vez no sea rápido, pero Dios es detallista, todo está registrado en su historial, y sabe exactamente cada cosa injusta que te sucedió. No actúes por odio ni por venganza jamás. El Señor te esta? diciendo: “Pronto llegará el día en que te haré justicia y mi falló te recompensará abundantemente”

DILE: Señor decido dejar las cosas injustas en tus manos, entrego la ansiedad y los conflictos para que actúes a mi favor. Declaro que tu justicia está sobre mis asuntos y que en el nombre de Jesús pronto actuarás para salvarme. Amén.