El Espíritu Santo Llenará Tu Vida de Oración, Vivificará Tu Cuerpo, Sanará Las Heridas, Renovará tu Tiempo con Dios. El Espíritu Santo de Dios es Maravilloso y está Ahora Con Nosotros Para Ayudarnos, No es algo, Es Alguien.

En Romanos 8:26 TLA, dice: “Puesto que nuestra confianza en Dios es débil, el Espíritu Santo nos ayuda. Porque no sabemos cómo debemos orar a Dios, pero el Espi?ritu mismo ruega por nosotros, y lo hace de modo tan especial que no hay palabras para expresarlo”. Al buscar a Dios no debemos confiar en nuestra capacidad de orar, sino en someternos a la ayuda del Espíritu Santo que vive en nosotros. Oremos sabiendo que Él está ayudándonos, llevando hacia el Padre nuestras cargas. El Espíritu Santo es nuestro compañero perfecto al orar. No importa si nuestra confianza es débil, o si no nos sentimos tan preparados, lo único que Dios cuenta, es nuestra humilde disposición a solicitar su ayuda. A medida que buscamos al Señor con la ayuda del Espíritu Santo, nuestra fe, conocimiento y fortaleza crecen más y más. Él nos ayuda a conocer, a disfrutar a Dios profundamente. Solicita siempre la ayuda el Espíritu Santo para orar, tu tiempo con Dios será grandioso.“Precioso Espíritu Santo te doy la bienvenida a todas las áreas de mi vida; llena mi mente, mi corazón, mi cuerpo, mi casa, mi familia, mi trabajo y metas. Ayúdame a buscar a Dios el Padre, unge mis oraciones, dame discernimiento para este día. Gracias Padre por el don de tu Espíritu Santo, recibo su llenura ahora, en el nombre de Jesús. Amén”.