Una unción especial llega en este día sobre ti, para que todo lo que emprendas prospere. Dios te creo para que sueñes, planifiques y te esfuerces en fe, por eso hoy tus planes se llenarán de bendición. Serás prosperado hasta que sobre y abunde en el nombre de Jesús. En 3 Juan 1:2 dice: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. El apóstol Juan le dedicó estas palabras a su discípulo, manifestando abiertamente una bendición completa que la dejó condicionada al estado espiritual de su alma. Esto nos muestra que Dios se interesa siempre en el estado de nuestro ser interior antes de que podamos recibir todo lo demás. Si estás iniciando un nuevo proyecto, en cualquier área, hoy el Señor quiere bendecirlo porque esa es su voluntad. No por casualidad estás recibiendo esta palabra, porque en ella hay una bendición, que primero viene en lo espiritual, para que luego se expanda a las demás áreas y obtengas resultados extraordinarios en todo lo que emprendas. Al obedecer la palabra de Dios estamos demostrando nuestro corazón humilde y estamos listos para alcanzar mayores cosas.

DLIE: “Señor en este día pongo en tus manos todos mis proyectos, te pido que los bendigas y rompas toda oposición que quiera detenerlos. Desato la bendición de Dios para obtener resultados extraordinarios. Creo y Declaro que puertas se abren por tu favor, que me acompaña en todo momento y ante toda situación. Te pido todo esto en el nombre de Jesús. Amén