En vista de todo esto, esfuércense al máximo por responder a las promesas de Dios complementando su fe con una abundante provisión de excelencia moral; la excelencia moral, con conocimiento; el conocimiento, con control propio; el control propio, con perseverancia; la perseverancia, con sumisión a Dios; la sumisión a Dios, con afecto fraternal, y el afecto fraternal, con amor por todos. Cuanto más crezcan de esta manera, más productivos y útiles serán en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. —2 Pedro 1:5-8, NTV


No es automático es necesario “ESFORZARSE AL MÁXIMO”
No te quedes viviendo en la naturaleza humana, limitada. Participa ya de la naturaleza DIVINA.
Cuando Pedro dice “en vista de todo esto”, se refiere al haber sido llamados a participar de la naturaleza de Dios. Como embajador, tú estás llamado a representar a tu Padre celestial en la esfera terrenal. Tienes que “re-presentarlo” o “presentarlo de nuevo,” en todo cauce de interacción secular. El mundo ha formulado un concepto de Dios erróneo y limitado, y tú eres llamado a manifestar su grandeza por medio de tu estilo de vida. Todo lo referente a ti debe reflejar las glorias del Reino, desde las ropas que usas hasta tu forma de hablar.

PADRE:
Me levanto hoy con tu fuerza y declaro que estoy llamado a ser un líder de primera categoría dentro de mi esfera de influencia. Soy portador de tu luz en un mundo de oscuridad. No dejaré que las circunstancias me distraigan de cumplir mi propósito. En el nombre de Jesús, amén.

Lectura para hoy Efesios.5