El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién podría yo temer? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿quién podría infundirme miedo? – Salmo 27:1

Hay momentos en la vida en que necesitamos una dosis extra de coraje. Ya sea para decir algo a alguien, para caminar por una calle oscura, para superar un temor, etc. Pero, ¿dónde podemos encontrar coraje? La dosis de coraje que existe dentro de nosotros es pequeña y muchas veces insuficiente para enfrentar nuestros miedos.

La Palabra de Dios nos enseña dónde encontrar esa fuente de coraje: “El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién podría yo temer?…”(Salmo 27:1). Dios es nuestra fuente de coraje. En él tenemos la salvación que nos fue dada gratuitamente por medio de la muerte de Cristo. Entrega tus preocupaciones y problemas a él. Confía en él, y podrás enfrentar tus problemas.

PADRE SANTO,Amado Dios, se muy bien de donde viene mi fuerza, destreza y valentía, por lo tanto soy violento para enfrentar mis problemas. Huso de terquedad, violencia y coraje espiritual para hacer lo que es necesario y tomo fuerzas divinas para vivir una vida agradable ante ti. En el NOMBRE DE JESÚS Amén.

Ayuno y oración día 3.
Hoy es día de presentarse al Señor con todo el corazón y nuestra alma desnuda y el hará grandes cosas en tu vida. Muéstrale tu hambre y sed.


Jeremías 15: (RVC)
Respuesta del Señor
19 Por eso, así ha dicho el Señor:
«Si te vuelves a mí, yo te restauraré, y tú estarás delante de mí. Si entresacas lo precioso de lo vil, serás como mi boca. ¡Haz que ellos se vuelvan a ti, pero tú no te vuelvas a ellos!
20 Entonces yo te pondré en este pueblo como un fuerte muro de bronce. Ellos pelearán contra ti, pero no te vencerán, porque yo estoy contigo. Yo te protegeré y te defenderé.
—Palabra del Señor.
21 »Yo te libraré del poder de los malvados. ¡Yo te libraré del poder de los violentos!»