En medio de las dificultades, aprende a confiar en Dios